3 abr. 2011

Puraido

O "Un Forastero!"

Ya tenia tiempo de no ver a ese amigo.
Nunca hablaba por messenger con el. Ni siquiera por Facebook.

Realmente era una gran amistad.

S - Te noto mas feliz...
Alegre, como que mas vivo. Menos apagado.
MJ - Gracias... Yo la verdad me siento igual...

***

Odiaba caminar por aquí.

Odiaba ver a la gente caminar con prisa sin mirar a su alrededor, a pesar de que era obvio que no iban hacia ningún lado.
Tomaba ese odio y se multiplicaba por decenas, cientos... Y a veces miles.
Eran cientos caminando en rebaños. Hacia la estación del metro, hacia la tienda, restaurante o parada de autobús. No importaba mucho a donde iban, si no sus miradas, perdidas...

Figuras de repente resaltaban de entre ellos.

Una que otra pareja entre ellos, aun así las encuentro despreciables.
Una que otra familia nueva entre ellos, aun así pensaba que la madre era una mala madre, el padre un mal ejemplo y el hijo, un rebelde producto mal hecho de la vida actual.
Una que otra mujer hermosa entre ellos, aun así, la pretensión y elitismo en sus lentes, bolsa y porte pseudo elegante.

Hablaban de calles, lugares y sucesos.

No veo/leo las noticias. Siento que me contaminan. Suficiente veneno con el de la vida diaria.

La mirada desde el metro uno es deprimente.
Algunos edificios abandonados, vidrios rotos como dientes en fauces a cuevas oscuras que no han visto vida ni actividad humana quizás en decenios...
Que nadie se da cuenta que eso esta mal?

Nadie se contiene a ver esta vista?
Son dos grandes montañas que nos abrazan! Una vista justo detrás del edificio de gobierno!
Estoy entre dos gigantes de millones de años!
Y esta vacío...

Bueno. Hay una señora de clara ascendencia indígena, con niño en brazos con su pequeño vaso de unicel rezando por mi dinero de sobra...

Siempre deje claro que odiaba vivir aquí, lo repudiaba...
De hecho, aun esta parte de mi orgullo, esta en ese odio.

En el simple hecho de no querer aprender el nombre de las calles, avenidas y lugares de la ciudad.

Entre menos sepa, mejor.

Aun quiero ser el extranjero en su propio pueblo.

Aun y con que la verdad me golpee día a día en las noticias que escucho de mis padres durante la comida, en la simple nominación del transporte que tengo que tomar y en las casas con vecinos que no conoceré.

***

MJ - No, si en verdad, que yo me siento igual.
S - No se, te siento mas feliz, como que ya aceptaste de buena manera que tu vida es aquí...
MJ - Nevaaah!

No hay comentarios:

Publicar un comentario