17 jun. 2011

Man-at-arms

Iba caminando por la ciudad.
El día era precioso. Había llovido toda la mañana, lo cual limpio y aclaro el cielo, dejándolos de un azul rara vez visto en la urbe. En fin, su camino seguía ininterrumpido mas que por los ocasionales cruces gigantescos y complicados de avenidas y algún peatón de gran masa y lento caminar obstruyendo el camino, hasta que...

???.- Ssht!

Un sobresalto. Asustado, se detiene en seco y voltea a todas partes, hasta que...
P1.- Como estás?
P2.- Quieres venir?
P3.- Solo?
P4.- ... Sshts! [Se acabaron las frases]

Tras unas barras de acero, se asomaban piernas y manos de damas, llamando al joven que claramente, estaba solo en su camino... Y quizás claramente se notaban otras cosas.

Una risa nerviosa por dentro, provocada por el cambio entre una llamada desconocida y la imagen de mujeres nada agraciadas prestando sus servicios...

MJ.- [Voltea a una de ellas, le sonríe. Y mientras señala con su mano derecha la izquierda] No gracias, pero por el momento... estoy bien. Buenas tardes a todas.
P's.- [Rien sorprendidas] Claro chico...

No hay comentarios:

Publicar un comentario