18 mar. 2013

Estar en una relación

Yo nunca había tenido antes una relación larga.

Hasta antes estar con una persona más de 3 meses parecía una idea descabellada al menos para mí. No por decir que siempre estaría solo o que soy incapaz de mantener una relación pero el punto era este:
La mayoría de la gente con la que estaba rodeado ya había tenido relaciones largas y duraderas o las estaban teniendo en el momento aún con el hecho de que todos compartíamos alrededor de la misma edad.

Aún sin embargo, parecía que sus vidas seguían de igual manera que la mía. Ambos comían, salían con sus amigos y estábamos haciendo las mismas tareas que todos.

Ya después de 1 año o más de ser las mismas personas y estar a lado de la misma persona, me preguntaba de qué rayos hallaban para platicar o para sorprenderse entre sí. Qué se llegaba a hacer cuando no se estaba en el cine, en una fiesta o en la casa de una tía que habían dejado sola durante el fin de semana.

Es decir, en una relación que inició en la escuela secundaria, y siguió hasta la preparatoria ahí son al menos 2  años creciendo juntos.

Al principio uno suele pensar que lógicamente todos crecemos igual, aprendiendo al mismo ritmo y conforme las cosas van llegando... pero sabes que la realidad es diferente en el momento en que para el segundo año un par de compañeros desaparecieron ya porque el chico tenía qué iniciar a trabajar para poder comenzar a pagar los gastos de su ahora abultada esposa.

Los chicos cuyas novias jugaban vídeo juegos parecían tenerlo sencillo.
Las parejas cuyos padres eran bastante liberales con ellos parecían tenerlo fácil.
Los chicos con dinero parecían hacerlo tan distante.
Y los chicos andróginos o irrazonablemente musculosos parecían hacerlo imposible.

A pesar de ello, tuve mis parejas o citas aquí y allá. Y de mis experiencias obtenidas y vistas puedo rescatar que no parece haber una fórmula para tener una relación o mantenerla... es algo que simplemente se da y ya.

Una relación es el resultado de la probabilidad estadística de la permutación de personas presentes, por la probabilidad de sus presentes en la multitud de sus pasados.

Lo que si puedo decir que al menos ha funcionado para mí, es una actitud de total miedo y  paranoia, en que cualquier paso que puedes dar es un botón para el desastre o un regreso a la casilla de inicio.

Si bien algunos pueden mirar esta visión como obsesiva o altamente dependiente y vacía, siempre preferiré estar así por sobre estar con una pareja por un par de años llenos de parches de meses de maldecirse el uno al otro.

De cualquier manera en la que esté nuestra relación y de todo lo que haya aprendido o no de este tipo de detalles, siempre me estaré preguntado de todos modos, ¿qué diablos hemos estado hablando ella y yo estos meses?

No hay comentarios:

Publicar un comentario