9 sept. 2017

Poema a la Oficina de Correos

Espero ya que se mande.
Escribí una carta, espero no tarde
en el servicio que la reparte
a toda persona que se lo pide.

El cartero aunque se empape,
Aunque se pierda,
aunque se cansa,
busca a aquél quien se le envíe.

Su deber está en su alma,
la lleva en su uniforme,
escrita en se mente,
como también en su emblema.

Hoy mando una carta.
Una queja a quien corresponda,
una voz se mantiene sorda
hasta que el cartero termina ronda.

En la ciudad que me da licencia
en carta va mi expreso deseo
que este su servicio de correo
deje de perder toda correspondencia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario